2016(e)ko urria 25, asteartea

DISEÑO DE ENTORNOS VIRTUALES DE APRENDIZAJE

A lo largo de esta entrada, se hablara del diseño de entornos virtuales de aprendizaje y la importancia que tiene su correcta planificación. Para ello, yo he visto varios videos en los que se ha informado sobre diferentes aspectos de este diseño y he aquí el resumen sobre dicha información.

Hablar del diseño de entornos virtuales de aprendizaje, es hablar de espacios no físicos ubicados en la red a los que acceden diferentes personas para hacer diferentes acciones con el objetivo de aprender. De esa manera, depende de cómo entendamos el hecho de aprender, el diseño de estos espacios será uno u otro. Son procesos complementarios: la condición de la enseñanza entendemos que debe ser que alguien aprenda y esto va a condicionar el diseño de este entorno virtual que nosotros vamos a configurar.

De acuerdo con Freire (1997), autor que habla de lo que es enseñar, enseñar no es transmitir conocimientos, si no crear las posibilidades para su propia construcción o producción. La importancia del aprendizaje no recae tanto en el profesor, si no el alumno aunque esta esté muy condicionada por las acciones que realiza el profesor.

Julio Cabero de Sevilla apunta que el profesor es el diseñador de situaciones mediadas para el aprendizaje, diseñador de circunstancias y actividades. Por lo tanto, si el profesor quiere prohibir X actividades, tiene que tener muy claro cómo lo va a diseñar. Por eso antes de crear el entorno virtual se necesita una reflexión sobre que es aprender y que es enseñar.




Planificación educativa para los diseños virtuales
Son varios los elementos de importancia para una planificación didáctica: objetivos, contenidos, metodología y evaluación. Estos elementos guardan una relación entre sí; al diseñar una unidad solemos empezar por los contenidos o los conocimientos en general, y de este modo, dependiendo de qué actividad se cree para que los alumnos realicen sobre eso contenidos conseguirán alcanzar los objetivos propuestos, para finalmente hacer una evaluación. De todas formas, también es posible partir de los objetivos para planificar una actividad adecuada. Para ello se eligen los contenidos que trabajarán ese objetivo y se planifican las actividades para finalmente hacer su valoración. Además, siempre se le puede dar más importancia a una parte o otra, y eso es opción de cada diseñador.

Nuevos escenarios de aprendizaje digital
Un aspecto a tener en cuenta es el acceso a los conocimientos que tienen los alumnos que van a entrar en ese entorno virtual y al mismo tiempo a la adquisición del conocimiento realizado.
Una de las formas más fáciles es empezar desde el final, es decir, ¿qué es lo que queremos que aprenda el alumnado? y ¿cómo queremos que los exprese?

Para ello utilizaremos diferentes recursos de la web 2.0 pero es importante reflexionar sobre qué medio digital se utilizará para expresar el aprendizaje realizado. La información que se le quiere ofrecer al alumnado, tendrá que ser seleccionado cuidadosamente y partiendo de esa información que podrán obtener, se les ofrecerán una o varias actividades, teniendo siempre en presente que debemos tener en cuenta aquellos aspectos que queremos que los alumnos logren. De esta manera, realizaran procesos cognitivos y si lo superan causarán el aprendizaje.

Por otro lado, hablaremos sobre La rueda de la pedagogía. Por medio de esta, el alumnado podrá llevar a cabo diferentes acciones para exportar su conocimiento. Todos y cada uno de los alumnos, debe tener una vía de entrada y otra vía de salida. Los pasos a seguir serían los siguientes: el alumno realiza un input de la información obtenida de la plataforma, para seguidamente realizar una actividad en la que tendrá que emplear esa información adquirida. Por lo tanto, utilizando otro recurso de la web 2.0 el input adquirido lo exportará convertido en output.

Diseño de entornos virtuales de aprendizaje
¿Qué elementos van a componer el entorno virtual?

Por un lado, debemos tener en cuenta la parte pedagógica, la cual está formada por varios apartados: objetivos (y la importancia de conseguirlos) orientaciones generales, el desarrollo, los contenidos, materiales básicos y recursos de la web 2.0 o bibliografía, actividades y criterios de evaluación. Dependiendo de los objetivos haremos más o menos énfasis en estos elementos incluso podremos omitir alguno.

Por otro lado, esta parte pedagógica va a estar soportada por un soporte tecnológico o plataforma tecnológica. Hay que tener en cuenta tres aspectos: el acceso a la plataforma, usabilidad (como se va a utilizar) y funcionalidad técnica.

Es más, las plataformas se pueden diferenciar por dos aspectos importantes y es que podemos encontrar  tanto las de Concepción y Arquitectura libre como las Condicionadas. Y ¿qué quiere decir esto? Que debemos elegir entre crear nuestro propio ecosistema en redes sociales o amoldarnos a lo que nos ofrecen las plataformas estándar.

Ambas tienen ventajas y desventajas. La mayor ventaja de la plataforma estándar es que los usuarios potenciales acceden a una plataforma general y ahí elijen los cursos (subplataforma) que más les interesan. No hay que ir a buscar a los usuarios, ellos nos pueden encontrar a nosotros. Sin embargo, la mayor ventaja de las plataformas libres es que cada uno puede crear su tipo de comunicación sabiendo que va a ser compatible con la plataforma. Podríamos decir que la ventaja de una plataforma constituye la desventaja de la otra.


Y con esto podríamos decir que por medio de los entornos virtuales de aprendizaje, el concepto de enseñar corresponde sobre todo a crear un entorno donde quepa la posibilidad de crear conocimiento, teniendo en cuenta que enseñar y aprender son procesos complementarios y que es importante hacer una reflexión sobre qué significan tanto enseñar como aprender y que metodologías o recursos son las adecuadas para hacer que el alumno cree conocimiento.


De acuerdo con el último párrafo, el primer paso a la hora de diseñar un entorno virtual de aprendizaje, es reflexionar sobre lo que es enseñar y lo que es aprender. Es decir, tenemos que tener claro que es lo que queremos que el alumno aprenda y como lo aprenda, ya que debemos guiarle hacia el destino. En esa fase, entrá en juego la importancia del diseño, ya que ese será el guía para los alumnos; las actividades y los objetivos, serán los que les marque el camino. De todos modos, cada alumno podrá valerse de sus propias estrategias y métodos para la construcción y el llevar a cabo de las actividades.

En mi opinión, muchas veces el problema se encuentra en el diseño. A veces, no se le ofrece el suficiente tiempo y esto hace, que muchas veces el objetivo propuesto no se alcance, ya que las actividades planteadas no están expresamente diseñadas para el fin que uno propone. Al fin y al cabo, a una buena enseñanza hay que dedicarle mucho tiempo, es decir, si queremos que los resultados sean fructíferos y satisfactorios, no vale con diseñar cualquier actividad, ya que todas y cada una de ellas debe ser expresamente diseñada para alcanzar un objetivo ya propuesto.

iruzkinik ez:

Argitaratu iruzkina